| 0 comentario(s)

Contra Cataluña: el error metonímico



Únicamente La Ola y Cromwwell han sido capaces de arrebatar el récord a Good Bye Lenin! en el dudoso registro de haber sido la película más veces proyectada en las aulas en las que se imparte ciencia política. Una película inteligente cuya mayor audacia no está en la crítica al régimen comunista de la Alemania Oriental, la descomposición de una distopía, sino en la sencillez con la que se retrata la construcción de una realidad paralela que, para la protagonista, se convierte en la única verdad. Pura semiosis.